miércoles, 28 de noviembre de 2007

I Premio Internacional de Poesía "Gustavo Adolfo Bécquer"



1. El PEN Club de España convoca el I Premio Internacional de Poesía Gustavo Adolfo Bécquer, en el que podrán participar autores de cualquier edad y nacionalidad.
2. Las obras presentadas deberán estar escritas en español, ser inéditas y no haber sido premiadas con anterioridad. Con libertad de rima, medida y tema, tendrán una extensión mínima de 600 versos.
3. Las obras se presentarán por triplicado, mecanografiadas a doble espacio y por una sola cara en formato folio, Din A4 o similar, cosidas o encuadernadas.
4. Se establece un premio consistente en 6.000 euros, antes de impuestos, en concepto de adelanto de derechos de autor, y en la publicación de la obra.
5. El I Premio Internacional de Poesía Gustavo Adolfo Bécquer se adjudicará mediante el sistema de «plica cerrada». Los originales, en cuya portada aparecerá exclusivamente el título de la obra, deberán ir acompañados de una plica cerrada en cuyo anverso se encuentre ese mismo título. Esta plica contendrá los datos del concursante (nombre, apellidos, domicilio, teléfono, correo electrónico, etc.) acreditados mediante fotocopia del DNI o del pasaporte, así como un breve currículum vítae.
6. El plazo de admisión comenzará el 1 de noviembre de 2007 y terminará a las 24.00 horas del 9 de mayo de 2008.
7. Las obras deberán ser remitidas por correo certificado o por mensajería al PEN Club de España, C/. Bravo Murillo, 123, 6.º D - 28020 Madrid. No se aceptarán originales por correo electrónico.
8. La organización designará los respectivos jurados. Su composición se dará a conocer al emitirse el fallo.
9. El jurado podrá conceder, si lo considerara oportuno, dos premios «ex aequo» o declarar el concurso desierto.
10. El fallo, que será inapelable, tendrá lugar en el mes de junio de 2008, y se dará a conocer a los medios de comunicación así como, de manera directa, a los participantes galardonados.
11. Los trabajos no premiados no se devolverán y serán destruidos en los diez días posteriores al fallo de los jurados. No se mantendrá correspondencia con los autores.
12. La participación en esta convocatoria implica la total aceptación de sus bases. Los organizadores del concurso se reservan el derecho de interpretarlas ante cualquier duda que pudiera surgir.

Madrid, 1 de noviembre de 2007

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Me cuenta mi socio que los extremeños...

Me cuenta mi socio, que acaba de regresar de una corta estancia en Extremadura, que no me quieren en mi tierra. Parece ser que algunos autores y ciertos profesores universitarios no me ven con buenos ojos. Asegura mi socio que hablan a menudo de mí, aunque minusvaloran mis actividades, obras, actitudes y comentarios y, sobre todo, concluyen que no soy un tipo recomendable.
Hubo un tiempo en que creí que, de veras, determinadas personas intentaban aconsejarme para mejorar en mi trabajo y en la vida, aunque me extrañaba su exceso de celo en procurar que fuese un paisano ejemplar. Después descubrí que son chismes de desocupados, envidias de mediocres y exabruptos de maledicentes. Hay mucha gente que se aburre terriblemente con su propia vida.
Nunca he ocultado que provengo de un contexto rural, que soy un chico de pueblo, un hijo y nieto de agricultores que se vio obligado a abandonar su tierra, a la que sigo sintiéndome muy vinculado. Pero también he podido comprobar que una cantidad considerable de los autodenominados intelectuales extremeños resultan provincianos en extremo y desconfían de los hijos de la emigración, porque piensan, los pobres ingenuos, que vamos a regresar algún día reivindicando nuestro trozo del pastel y les vamos a arrebatar las prebendas políticas, sociales y materiales que han ido atesorando con denuedo.
Los libros caen tantas veces en manos estúpidas e iletradas -le confesaba Oscar Wilde a un amigo, profesor de Oxford, en una carta- que tengo enormes deseos de que se me critique de verdad, la alabanza ignorante o la represión ignorante son tan ofensivas...

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Las tres lecturas



Los editores solemos hacer, como mínimo, tres tipos de lecturas de los textos que llegan a nuestras manos. Por un lado, es imprescindible realizar una lectura técnica que nos permita constatar el dominio que tiene el autor de la principal herramienta que debe conocer en profundidad, utilizar con pericia y procurar innovar: el lenguaje. En una segunda lectura debemos evaluar el estilo del creador, los temas que aborda, la verosimilitud de la obra, etc. Y un tercer análisis, no menos importante que los dos anteriores, es la denominada lectura economicista del libro, que suele sopesar la posible difusión y venta de la obra, la rentabilidad de la misma.

En caso de que un original no soporte estas tres lecturas, tiene escasas posibilidades de ver la luz. Porque un libro debe estar bien escrito, correctamente estructurado, ser interesante, novedoso y estar dirigido a un buen número de lectores potenciales dispuestos a adquirirlo.

jueves, 8 de noviembre de 2007

Emilio Ruiz Barrachina en el XI Taller de Literatura de Rivas-Vaciamadrid




Queridos amigos:

El próximo sábado, 10 de noviembre de 2007, a las 11,30 horas, dentro del XI Taller de Literatura de Rivas-Vaciamadrid, que tendrá lugar en la Universidad Popular Municipal, ubicada en el Centro Cultural Federico García Lorca (Plaza de la Constitución, s/n, 28529 Rivas-Vaciamadrid, Madrid), contaremos con la participación del escritor Emilio Ruiz Barrachina, que nos hablará de Federico García Lorca.

Esperamos contar con vuestra presencia.
Saludos cordiales

Presentación del libro "Meditación de tu nombre" de Francisco Lambea



Queridos amigos:

El próximo viernes, 9 de noviembre de 2007, a las 20.30 horas, tendrá lugar la presentación del libro Meditación de tu nombre, de Francisco Lambea Bornay, publicado por Sial Ediciones, en la Fundación Rafael Alberti (C/. Santo Domingo, 25, 11500 El Puerto de Santa María, Cádiz. Tel.: 956 85 07 11).

Intervendrán en el acto:
María Asunción Mateo, presidenta de la Fundación Rafael Alberti y prologuista,
Basilio Rodríguez Cañada, editor y presidente del PEN Club de España,
y el autor del libro.

No faltéis. Os esperamos.